Diseño de packaging

Tu producto se la juega en 3 segundos

En ocasiones, muchos emprendedores tienen que enfrentarse al elevator pitch, un método de presentación que consiste en vender un producto o idea a un inversor durante el breve espacio de tiempo que dura el trayecto en ascensor -de ahí su nombre-, y que por regla general suele abarcar entre 60 y 120 segundos.

Pues bien, los productos también disponen de su particular elevator pitch ante el consumidor. En el lineal, expuestos en las estanterías de su punto de venta, disponen de 3 segundos para comunicar, seducir y destacar. Para llamar la atención del consumidor a través del diseño de envases atractivos.

De ahí la importancia del diseño de un envase, no sólo como contenedor del producto, sino también para establecer una comunicación con los consumidores. Con el envase estamos contándole al usuario en 3 segundos todo lo que le ofrecemos.

Cuando diseñamos un packaging, conectamos con la estrategia y los objetivos de su marca. La identidad corporativa de su empresa debe percibirse en todos los detalles y estados del packaging. Realizamos el diseño gráfico del embalaje primario, secundario y terciario, valorando la cantidad óptima para manipular y almacenar el producto, para protegerlo y para que llegue en las condiciones óptimas al consumidor final.

Y por supuesto, para que actúe como un vendedor efectivo en el punto de venta durante los 3 segundos que dura nuestra comunicación con el consumidor.

Para facilitar la experiencia de producto de sus clientes, también diseñamos las instrucciones de uso en cualquier idioma, así como las ilustraciones técnicas de montaje y/o uso del producto.